mercoledì, luglio 22, 2009

Los niños de los poemas

El aniversario de la llegada del hombre a la luna -una gesta que a mí me pilló muy desprevenido, durmiendo en mi cuna en un perdido pueblo pirenaico- me dio por pensar que, en mi niñez, jamás soñé en pisar yo mismo la luna. Ni tampoco en volar como los pájaros, en la emoción del circo, en correr por las playas de Mompracen (¿con los pies desnudos sobre la arena? ¿yo? puaajj), en hacer volar cometas o en subirme a los árboles. Son todas esas cosas con las que sueñan los niños, o al menos los niños que salen en los poemas.
¿Con qué soñaba yo de niño? Por lo que recuerdo, con el fútbol y con los coches.
De mayor ya sólo sueño con el fútbol.

Etichette:

6 Comments:

Blogger Nadna said...

Es lo que tiene la crisis (de los cuarenta).
Me alegro de volver a leerte, la varicela de Umbrello (espero que recuerdo ya) empezaba a parecer una gestación.
Un saludo

7:58 PM  
Blogger Miroslav Panciutti said...

Pero lo del alunizaje, ¿no era un montaje dirigido por Kubrick?

En todo caso, yo esa "peli" la vi con casi diez añitos de vacaciones en casa de un amigo en El Escorial. La luna era en blanco y negro, no me acuerdo de mucho más.

Y no, tampoco yo soñaba con ser astronauta: ¡Qué aburrido!

¿Y Umbrello cómo sigue! Saludos y a ver si te prodigas un poquillo más.

9:10 AM  
Blogger jordi lobo said...

También yo soñé con ser futbolista, y también con ser vaquero en el oeste, de los que se las veían con los indios, siempre malísimos. Quizá si hubiera soñado con ser astronauta ahora sería futbolista.

9:59 AM  
Anonymous Anonimo said...

Reflexións moi fermosas as túas, amigo do paraugas.


Matilde

12:15 PM  
Blogger Jordi said...

Falsa gallega Matilde: Mais golpes dan o pulpos a feria.

4:50 PM  
Anonymous Anonimo said...

miúda merda de verdade, coño.


Matilde

12:13 PM  

Posta un commento

<< Home