lunedì, febbraio 05, 2007

¿Y si tú y yo fuéramos sapos gigantes?

¿Y si tú y yo fuéramos sapos gigantes? Yo intentaría seducirte hinchando monstruosamente mi papada y orgullosamente haría ver como que no te miro. Tú deberías elegir entre mi papada y las de otros sapos, entre mi papada y la de Sugranyes y la de Mansilla Caravaca, por ejemplo. Sin duda me elegirías a mí, Abril, no puedo contemplar otra opción, y de un elegante brinco te acoplarías a mi espalda y así nos alejaríamos dando saltos mientras Sugranyes, Mansilla Caravaca y los otros sapos se quedan con un palmo de narices, buscando de reojo si hay otras sapas que fecundar.
Al primer charco que encontráramos nos lanzaríamos al agua. Bien felices tú y yo bajo el agua, mis patas traseras se enlazarían con tus caderas y no recuerdo si tú o yo iniciaríamos unas contracciones que tampoco recuerdo para qué servirían, aunque lo intuyo, es que aquí sonó el teléfono, era Sugranyes, el de verdad, no el sapo, y me perdí parte del documental sobre la vida de los sapos gigantes. Sugranyes quería saber si yo ya estaba mejor, y le dije que no, que aún pensaba en ti con dolor y desesperación, y me repitió aquello de que soy un papanatas y ante mi desespero volvió a contarme la historia del tren, que las mujeres son como los trenes y que tras uno pasa otro y bla bla bla.
Cuando Sugranyes colgó, supe que si tú y yo fuéramos sapos gigantes yo fecundaría los 30.000 huevos que saldrían de ti, qué barbaridad, o quizá eran menos pero en cualquier caso una animalada , pero yo te prometo que, sean 30.000 o 300.000, me comprometo a hacer lo que pueda. Y es que hasta poniendo huevos eres tan elegante, Abril, porque los pones en largas hileras, como si fueran relicarios, algo bellísimo, relicarios que se van flotando bajo el agua cristalina de nuestra charca, huevos en busca de su suerte, porque no nacerán tantos sapitos, ya se sabe, la cadena trófica, mi querida sapa.

4 Comments:

Blogger Cabeza Mechero said...

Bonita declaración de amor anfibia.

10:25 PM  
Blogger Reich said...

Por fin alguien me explica la verdadera utilidad de una papada, ligarse a una sapa.

11:45 PM  
Anonymous G. said...

¿No era la rana la que se convertía en príncipe?. Gracias, croacias, croac, croa, croa...

12:36 PM  
Blogger Stella Blue said...

yo ya me puse cachonda...

1:51 PM  

Posta un commento

<< Home