mercoledì, dicembre 28, 2005

“Lenta es la luz del amanecer en los aeropuertos prohibidos”

“Una vez estaba Pepín Ramos el poeta inspirado en la taberna que llaman el Senado, sentado a la mesa tosca, haciendo su papel de poeta inspirado. Todos le respetamos mucho en sus esperas de la voz misteriosa, aunque nunca se le haya visto una página terminada. Vino un parroquiano de la taberna con la alegría lúcida de los primeros vasos, y fisgó el renglón que campeaba en la hoja:

Lenta es la luz del amanecer en los aeropuertos prohibidos.

El verso hermoso, todavía único, con que iba a arrancar el poema. El parroquiano suspiró:

-Es un buen empiece, Pepín. Pero ahora qué”.

(Antonio Pereira: Lenta es la luz del amanecer en los aeropuertos prohibidos)

Etichette: ,

3 Comments:

Anonymous Dani said...

Decía George Harrison que la primera frase de una canción la pone Dios y que el resto es cosa tuya y que hallá tú si lo haces mal.

9:35 PM  
Blogger Jordi said...

Ya sabes que George Harrison es mi Beatle preferido, pero no sé si estoy muy de acuerdo en eso.

11:11 AM  
Anonymous Anonimo said...

...he tenido un Dejà Vu o este comentarió ya lo he escuchado realmente?

1:29 PM  

Posta un commento

<< Home