lunedì, novembre 06, 2006

Euromillones

La Nueva y yo llevamos meses estudiando de qué manera podríamos dejar de trabajar para poder dedicarnos a nuestras aficiones predilectas, disponiendo en el banco de una suma lo bastante elevada como para no tener que pensar más que en el peligro de robos y secuestros. Por el momento, lo único que se nos ha ocurrido es el recurso fácil: Primitivas y Euromillones. En este último juego, como es bien sabido, se ha acumulado un bote tan tremebundo que, en el caso de que el próximo viernes hubiera un único acertante (la Nueva y yo somos una unidad), se llevaría unos 25.000 millones de las popularmente llamadas antiguas pesetas.
En este caso, soñar no es gratis, pero casi: dos euros por cada apuesta. Y la Nueva y yo estamos tan convencidos de nuestro éxito que nos limitamos astutamente a hacer apuestas fallidas, para que el bote vaya aumentando. Cuando el premio llegue a unos 40.000 millones, haremos la apuesta correcta y por fin seremos ricos.
¿Qué haremos con tanto dinero, además de apuntarnos al paro? Mi plan es crear una Fundación, para la que ya tengo nombre: Fundación Umbrello Budesca (que, intuyo, despistaría mucho al fisco y a los secuestradores). Una fundacion desgrava mucho, y además de desgravar nuestra fortuna y captar donaciones de empresas y particulares que quisieran desgravar con nosotros, la Fundación Umbrello Budesca se dedicaría única y exclusivamente a mi beneficencia (y a la de la Nueva), donándonos periódicamente monstruosas sumas de dinero para nuestros gastos.
La Nueva, en cambio, es muy generosa y su idea básica es repartir el premio entre nuestras respectivas familias. Cuando me lo dijo reflexioné unos segundos y acabé preguntando:

-¿Familia? ¿Podrías concretar ese término?

Para la Nueva, la familia son padres, hermanos y algunos primos y tías. Eso me pareció bastante horripilante, porque tanto ella como yo procedemos de familias más que numerosas y, claro, 40.000 millones no dan para tanto.

-Si repartimos tanto -le dije- al final no podré comprarme mi Ferrari.
-¿Tú quieres un Ferrari? -preguntó ella.
-Pues sí. Es un sueño que tengo desde adolescente. Desde que daban “Magnum” por la tele.
-Ni hablar. No quiero que te compres un Ferrari.
-¿Por qué?
-Por que llama mucho la atención.

Estuvimos discutiendo un rato y no hubo manera de convencerla. Al final acabamos de morros, ella en el sofá simulando que leía una revista de deportes y yo tumbado en la cama haciendo ver que dormía. Por la noche vino a cenar a casa un amigo, que notó sagaz y rápidamente que algo no iba bien entre nosotros dos. Aprovechando que la Nueva se encontraba en la cocina, este amigo me preguntó:

-¿Os ocurre algo?
-Bueno, verás... La Nueva no permite que me compre un Ferrari.

En ese momento, al decir eso, por primera vez en mi vida me sentí rico.

Etichette:

11 Comments:

Blogger Cabeza Mechero said...

En este caso estaría justificado que tu observador amigo volviera de madrugada, martillo en mano, dispuesto a usurparte esos millones que aún no tienes... no como aquel maleducado e inexistente Rodrigo.

He de decirte también, que avalo completamente la teoría de la Nueva, ¡piensa en la familia hombre! (sobretodo teniendo en cuenta que a muchos de vosotros os considero mi familia cibernética...)

1:10 PM  
Blogger Jordi said...

Ya contaba yo con que aparecerían nuevos parientes. El hermano Mechero, la tía Reich, la prima Miriam, la cuñada Sauce, la nieta Kaneshiro (que además es mi hermanita y piensa cobrar dos veces), la sobrina Stella, etc... Sólo me leéis por mis millones.

2:02 PM  
Anonymous Anonimo said...

Tú si que puedes decir "con ella soy rico gratis"

Q.

4:37 PM  
Anonymous Anonimo said...

Hola! Siempre te leo y lo siento, lo de "la nueva" me parece altamente peyorativo ¿ella que piensa? Te estás traicionando, llamarla "la nueva" dice a las claras que temes perderla.(Estas son las servidumbres de desnudarse en la red)

5:47 PM  
Anonymous Anonimo said...

Lamento decirte que tengo un plan mejor que el tuyo para llevarme el taco gordo de los Euromillones Já¡¡

Tu Ferrari será mío¡¡¡¡


¿por qué a las tias les gustan los tios con buenos coches pero si son ya tu novia no quieren que te compres buenos coches porque llaman mucho la atención?....

6:10 PM  
Blogger Jordi said...

Debo decir que a la Nueva no sólo le gusta que la llame así, sino que además ese apelativo se lo inventó ella. La Nueva tiene un sentido del humor altamente rocambolesco.

6:41 PM  
Anonymous Anonimo said...

Gracias. Pues a partir de ahora, te leeré con más gusto.

7:53 PM  
Blogger Reich said...

Venía yo aquí a pedir mi parte, pero ya veo que he sido mencionada así que me relajo...

Que conste que yo no te leo por tus millones, pero tus millones me parecen una buena recompensa por hacerlo.

Eso sí, como no hagas caso a La Nueva y te compres el Ferrari yo misma me presentaré en la puerta de tu casa, martillo en mano.

Besos.

10:28 PM  
Blogger Sauce said...

Gracias cuñao Jordi por acordarte de mi. He de decir que yo también juego a los euromillones, bueno más bien mi madre, pero lo tenemos todo repartido:
-Un poquito pa papa.
-Un poquito de cuenta de estudios pa kinder.
-Un poquito para pagar a una enfermera que cuide a mis abuelos.
-Un piso para mi.
-Un piso para mi mama.
-Un coche para mi,seguro incluido.
-Un viage con mi mejor amigo a Jerusalen.
-Un viage a Italia.
-Pagar un super colegio privado a Kinder.
-Pagarme la uni.
-Pagar una juerga que te cagas...
Como ves tengo muchos gastos, pero ya mne acordare de los colegas para invitar a unas cervezas,jajaja.
Un besazo

11:12 PM  
Blogger irlande said...

Siento decirte Jordi que el número acertante de Euro millones lo tengo yo guardado en un cajón de mi cuarto, esperando a que cientos de banqueros abarroten la puerta de mi casa el lunes por la mañana. Así es la vida.
Pero no te preocupes, seguro que los Ferraris me sobrarán en mi futura vida, y alguno podré regalarte. Será por dinero...

1:00 PM  
Anonymous pedro said...

Me haces reir tío!! lo dela fundación con tu propio nombre me parece lo más sincero que he escuchado en mucho tiempo, porque al final muchas fundaciones son eso, no? Todos nos hemos imaginado qué haríamos con un pastón, pero yo ya dejé de soñar y estoy cabreado, así que me metí en una casa de apuestas deportivas por internet y además de entretenerme mogollón he ido ganando poco a poco y sumando ya tengo un ingreso fijo. Es cosa de ir por las buenas cuotas y saber algo de fútbol (como en mi caso). ME metí a una casa inglesa que ya está en España, Betfair, que me dio bonos y todo para comenzar y ahora estoy en esto, de momento he salido con saldo positivo... asi que vale la pena.

1:28 PM  

Posta un commento

<< Home